Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

Detrás de una firma hay una persona, con sus defectos y sus virtudes, y no iba a ser menos para el que fue el Jefe de Estado y Presidente de la República más popular y seguramente más querido del panorama político francés: hablo de JACQUES CHIRAC.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Lo menos que se puede decir del conjunto escritural de Chirac es que SORPRENDE. Existe como una especie de divergencia entre cómo se mostraba en sociedad y cómo era y se comportaba en su círculo de confianza.

Se percibe cierta dicotomía entre el hombre terrenal e impulsivo, y el hombre prudente, conciliador y diplomático que subyacían en él cuando los focos se alejaban.

Detrás de la imagen del hombre seguro y campechano que proyectaba en sus exposiciones públicas, amante de la “bonne franquette” y cercano a la gente, Chirac albergaba una personalidad mucho más orgullosa y carismática, propia de los grandes líderes, pero también más reservada.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

De naturaleza sensible y ciertamente susceptible, Chirac era en realidad una persona muy celosa de su intimidad, que no entregaba su confianza a cualquiera, y hasta dependiente de su círculo de confianza y familiar, con tendencia a tratar a sus “elegidos” como si fueran de la familia.

Como esas montañas majestuosas que dominan desde la altura a todo cuánto les rodea, desde su metro noventa seguramente haya disfrutado mucho tocando las nubes y pensando en un mundo ideal, sin perder el contacto con el suelo ni con la realidad, a la que se agarraba como una barca a la deriva busca su ancla.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Fiel a sus ideales, pasional, sentimental e intuitivo, convincente hasta la seducción más irrefrenable e irresistible, Chirac gozaba de unas notables habilidades sociales y de comunicación, como de negociación. Sentía una necesidad imperiosa de valorarse y de ser reconocido por los demás, y mostraba cierta dependencia del apoyo de sus acólitos de profesión y de los miembros de su equipo para seguir avanzando. E iniciativa precisamente no le faltaba para nada, siendo un hombre extraordinariamente vital y en constante búsqueda de nuevos retos.

Seguramente se haya ganado el cariño de los franceses de varias generaciones por ese toque tan humano, y por tanto tan imperfecto, hasta políticamente incorrecto – nunca mejor dicho- derivado de su carácter impaciente y a menudo polemista, que dejaba entrever al HOMBRE, y no al político.

 

DEP señor Presidente.

 

 

Nota de la autora: Para realizar este estudio, me he basado en autógrafos de Jacques Chirac, que tan solo permiten arrojar un análisis breve y parcial de su personalidad. (Sandra Bruno)

 

 

 

Últimos artículos publicados

La GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: un GRAN PASO hacia LA HUMANIZACIÓN de los RECURSOS HUMANOS

El pasado 20 de Julio se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Aquello me hizo pensar en una película que vi en 2016 sobre las figuras ocultas que se escondían detrás de tal hito histórico. Figuras que se han quedado en la oscuridad y silencio del reconocimiento a su grandísima labor para que aquel gran sueño se convirtiera en una realidad.

GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: POSTURA REAL de un candidato VS. POSTUREO LABORAL

Ya se sabe…en Recursos Humanos se pretende premiar la objetividad y la transparencia de los candidatos. Pero, a la hora de la verdad, cualquier profesional de RRHH asume lo sumamente difícil que es acertar en la elección del candidato final.

Ahora bien, la grafología empresarial permite descubrir la verdadera postura vital y actitudinal de los candidatos, y descartar así a los que expertos en fingir un determinado “postureo laboral”.

¿COMPETENCIAS BLANDAS? Y si hablamos de COMPETENCIAS a secas?

Hablar de “Soft skills” o “competencias blandas” es un tema de debate muy recurrente en Recursos Humanos que genera mucho contenido y sobre lo cual la mayoría de la gente suele opinar muy bien. Como tema de conversación en sí, creo firmemente que merece la pena ser tratado y valorado por su clara relevancia a nivel corporativo. Ahora bien, como grafóloga empresarial, no puedo estar más en desacuerdo con esta denominación de “competencias blandas”.