Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

Para hablar de la personalidad de Elton John a través de su escritura como grafóloga, no puedo eludir al consagrado artista y compositor que siempre he admirado y cuyas obras han formado el hilo musical de parte de mi infancia y adolescencia. Es un placer y honor para mí aportar mi granito de arena sobre la fascinante y poco conocida faceta más personal del incomparable, único e irrepetible artista.

And I think it’s going to be a long long time
Till touchdown brings me around again to find
I’m not the man they think I am at home
Oh, no, no, no, I’m a rocket man
Rocket man 
Burning out his fuse up here alone
”.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Si algo tiene de especial el estribillo de Rocket Man, aparte de su pegadiza e inconfundible melodía, es el alcance de sus letras. Ya lo decía Elton John en ellas, “no soy el hombre que en casa se piensan que soy” (…).El hombre cohete, consumiendo su mecha aquí arriba en soledad”. Y sí, Elton John era y sigue siendo alguien que pocos conocen realmente.

Justamente fue en el año del lanzamiento de Rocket Man (1972) que el artista se estrenaba como Elton John. Mientras que el personaje de la canción llegaba a Marte, su coautor estaba llegando a la cima del éxito.

Veamos qué nos desvela su escritura sobre el hombre, nacido como Reginald Kenneth Dwight, a la sombra del artista.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Desde el área del intelecto, estamos hablando de una persona con un destacable nivel de inteligencia, muy por encima de la media. La profusión de ligados altos y la originalidad de los mismos, la presencia de rasgos progresivos, la simplificación, extensión, así como la vibración y dinamismo de su escritura apuntan hacia una personalidad fuera de lo común intelectualmente hablando.

Destaca igualmente en él un buen nivel de inteligencia lógico-matemática. Se trata de una persona con capacidad deductiva y especialmente hábil para resolver problemas abstractos con rapidez (véanse en particular los hiperligados de su firma, así como sus trazos progresivos y simplificados). A todo ello hay que añadir que está dotado de una notable agilidad mental  y de una inmejorable habilidad resolutiva que le permiten asegurar contestaciones con ágiles y prontas soluciones a sus problemas y/o imprevistos.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Menos sorprendente pero no menos destacable, es su sobresaliente nivel de talento musical. El dinamismo de su escritura, que parece bailar al son de la carga emotiva y sobre todo pasional de Elton, forma un movimiento escritural grácil que predomina por encima de la forma. Su legibilidad, y la extrema fluidez como espontaneidad de sus letras forman un conjunto escritural tan vibrante como original, a la altura de la maestría del artista y de su alto nivel de creatividad.

Algunas escrituras hablan solas y, más que hablar, parece que la de John grita a voces la necesidad imperiosa de que la escuchen desde cada recoveco del mundo.

Por otra parte, Elton John posee don de palabra y un innegable poder de seducción. Su carisma vuela al mismo nivel que su música, alto y fuerte. Es una persona muy segura de sí misma y consciente de su poder de influencia en los demás, el cual no tiene reparo en utilizar cuando le interesa (altísimas mayúsculas en su firma, contrastando con la filiformidad de las letras finales tanto en el nombre como en el apellido, y presencia de rasgos filiformes en texto).

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

A nivel volitivo, Elton John muestra fuerza de carácter, gran vitalidad y una energía bien canalizada. Sabe encauzar sus esfuerzos hacia metas constructivas, con ingenio y economía de esfuerzos, a pesar de aquella sensación de angustia vital (presencia de cuchillos y fantasmas en su escritura) que dificultó de alguna manera en una época de su vida su avance como persona y hacia la realización de sus metas más personales, y le confundió en más de una ocasión (escritura con tendencia a la invasión de renglones).

Seguramente con dinero fuera mucho más fácil intentar paliar las huellas indelebles de sus miedos e inhibiciones más inconscientes. Puede además que su tendencia nata a llevar la contraria porque sí, a exaltarse en discusiones por creer y querer tener la razón y molestarse cuando le decían que no la tenía, tomándoselo como una ofensa personal (barras de la “t” mirando hacia arriba y algunas “o” con parte inferior angulosa), fuera un punto más en su contra para no querer ver la realidad tal como era cuando caía en los abismos de sus adicciones.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

En todo caso, su fuerza de voluntad, su perseverancia y su iniciativa, así como su optimismo vital y realista (dirección moderadamente ascendente de su firma), contribuyeron sin ninguna duda a que saliera airoso de aquel duro trance.

De hecho, Elton John goza de un excelente nivel de inteligencia emocional, que sin duda sumó a la hora de empezar con buen pie una nueva vida y poder renacer de sus cenizas, más persona que nunca, más genio que nunca.

Hablamos de una personalidad difícil de tratar y muy exigente, no solo con los demás sino consigo mismo (presencia de arpones hacia la derecha e incluso de rasgos de escorpión). De trato social cordial y agradable, con innegables habilidades sociales y de comunicación, así como un gran poder de seducción a través de su acertada palabra y de sus tan gentiles como particulares ademanes, tiene en el fondo un carácter firme y con don de mando (barras de la “t” alta y afilada, ángulos en algunas jambas, además la “t” de Elton en su firma forma un enorme golpe de sable) que también le han permitido encumbrarse donde está y estará para el resto de los tiempos.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

A un nivel más personal, cuando las luces se apagan y el telón se acaba de bajar, cuando deja de ver el mundo del color del arco iris a través de sus gafas de colores, Elton John es una persona tierna, cercana y con una sensibilidad a flor de piel, tanto que seguramente se la haya arrancado en más de una ocasión…de hecho, las letras originales de “Your song” llevan todo el peso de su sentimentalismo, con una inclinación invertida hacia la izquierda, justo donde late el corazón.

Pero no solo tiene una sensibilidad a flor de piel, sino también una sensualidad a flor de piel (jambas pronunciadas, g infladas, y lazo a la izquierda y en la parte inferior sobredimensionado en relación con la firma de “John”).

A pesar de ello, y de sus particulares y autodestructivas bajadas al infierno (que conoce tan bien), la mayoría de sus escritos tienen una inclinación bastante vertical, lo cual nos habla de equilibrio y de capacidad de autocontrol.

En él, el idealismo y el realismo se dan la mano. Es un hombre de corazón, sí, pero también de piel. Eso sí, una piel curtida a base de golpes de los cuales se supo recuperar y que le hicieron más fuerte que nunca, y quizás más consciente de la realidad que nunca. Es de sobra conocida su lucha contra el SIDA con la creación de su fundación para la investigación de esta enfermedad que hizo tantos estragos, no solo en el cuerpo sino en el alma de sus víctimas debido a su estigma social en los años ochenta y noventa.

Por otra parte, Elton John es una persona cargada de una ironía mordaz (rasgos afilados y arpones  la derecha): “Marte no es el tipo de lugar para criar a tus hijos, de hecho hace frío como el infierno”. (E. John)

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Así es el genio, el músico, la persona….así es el coautor de Rocket Man, que en el año 1972 cantaba:

Y creo que va a pasar mucho, mucho tiempo
hasta que el aterrizaje me traiga de vuelta para descubrir
que no soy el hombre que en casa se piensan que soy.
Oh, no, no, no, soy un hombre cohete.
El hombre cohete, 
consumiendo su mecha aquí arriba en soledad”.

A fecha de hoy, ya ha dejado de consumir su mecha arriba en su soledad, y se ha abierto a un mundo más terrenal pero también más humano.  

Fdo. Sandra Bruno (Grafóloga empresarial)

 

Últimos artículos publicados

La GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: un GRAN PASO hacia LA HUMANIZACIÓN de los RECURSOS HUMANOS

El pasado 20 de Julio se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Aquello me hizo pensar en una película que vi en 2016 sobre las figuras ocultas que se escondían detrás de tal hito histórico. Figuras que se han quedado en la oscuridad y silencio del reconocimiento a su grandísima labor para que aquel gran sueño se convirtiera en una realidad.

GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: POSTURA REAL de un candidato VS. POSTUREO LABORAL

Ya se sabe…en Recursos Humanos se pretende premiar la objetividad y la transparencia de los candidatos. Pero, a la hora de la verdad, cualquier profesional de RRHH asume lo sumamente difícil que es acertar en la elección del candidato final.

Ahora bien, la grafología empresarial permite descubrir la verdadera postura vital y actitudinal de los candidatos, y descartar así a los que expertos en fingir un determinado “postureo laboral”.