Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

La fase de detección del talento es fundamental para cualquier empresa. Y cuando hablamos de talento, no solo hablamos de valores intelectuales, habilidades, competencias o aptitudes orientadas al desempeño de ciertas funciones o de una profesión, sino de PERSONAS. Y al tratarse de personas, hablamos de cualidades que van más allá del área estrictamente profesional.

Y ahí es donde la grafología cobra un papel relevante. No solo detecta competencias, aptitudes y valores intelectuales del candidato sino también su actitud y carácter, en cuanto a motivación y compromiso respecto al puesto al que postula, ya que sin acción –entendida como actitud de puesta en marcha de la energía y de los propios recursos en pos de los objetivos- no hay talento. Y esto resulta particularmente interesante y sumamente útil a la hora de elegir a una u otra persona, en esa búsqueda del talento no tan obvio, sino oculto.

En realidad, son cada vez más las empresas que recurren a la técnica grafológica en sus procesos de Selección, como complemento a otros medios más tradicionales como el currículum o la entrevista.

Y no es nada de extrañar, ya que presenta unas ventajas indiscutibles:

  • Ahorro en tiempo

El hecho de recurrir a la grafología permite agilizar el proceso de selección y conseguir una criba rápida entre miles de manuscritos, currícula, cartas de presentación que pasan regularmente por las manos de los profesionales de RRHH.

  • Ahorro en costes

El hecho de elegir la grafología como técnica de selección y gestión del talento permite a la empresa reducir la cantidad de pruebas psicológicas o psicotécnicas, aparte de evitar tener que pasar por baterías de test costosas y que se alargan en el tiempo. Por si fuera poco, el grafólogo no precisa gastar en dietas profesionales de desplazamiento a la empresa ya que puede trabajar desde su propio despacho.

  • Es una técnica objetiva

La grafología como herramienta de selección del talento evita dejarnos influenciar por el halo subjetivo de la entrevista casi al 100%, ya que el candidato no suele estar presente cuando se realiza el estudio grafológico, siquiera el grafólogo sabe de su currículum ni de su trayectoria profesional en el momento de redactar el informe. Se trataría de una “valoración a ciegas”, basándonos solamente en lo que realmente se debe valorar.

  • Es una prueba fidedigna

Está demostrado que la escritura no se puede falsear conscientemente. Es el resultado de un complejísimo mecanismo neurofisiológico que relaciona directamente el cerebro con la mano, partiendo de la corteza cerebral, pasando por el sistema límbico e incluso por la médula espinal, y manifestándose por la expresión de microgestos realizados por nuestra mano bajo las órdenes del cerebro.

  • Permite analizar más de 70 rasgos de personalidad

Gracias a la grafología, se pueden estudiar más de 70 rasgos inherentes la a la persona analizada que se reparten en 3 bloques principales: los valores intelectuales de la persona, sus facultades volitivas o actitud frente al trabajo y, por último, su carácter y comportamiento.

  • Es el test proyectivo más completo

La técnica grafológica forma parte de los test proyectivos y resulta ser el más completo de ellos porque indaga el inconsciente de la persona.

  • La gran variedad de sus campos de aplicación en las empresas

La ciencia grafológica no sólo es útil en procesos de selección y gestión sino también de desarrollo de personas en las empresas.

“Todas las pruebas suman, ninguna resta. Es cuestión del tiempo que quieras invertir en el proceso de selección, y de escoger las pruebas adecuadas para cada tipo de candidato. La grafología para mí es una prueba absolutamente válida como puede ser cualquiera”. (Miguel Portillo, Michael Page Executive Search)

Eso sí, siempre se hará acorde al puesto de trabajo pendiente de cubrir. Por eso, dependerá de las características, tanto generales como específicas, del puesto en sí. Así, por ejemplo, habrá que ver si se trata de un perfil directivo o, por el contrario, de un puesto subordinado, donde se valorarán habilidades bien diferentes como los dotes de mando, la inteligencia, el dinamismo, la visión de futuro, la empatía o la capacidad de comunicación.

Para ello, se corresponderá a cada tipo de perfil (gerencia-administración-comercial-técnico) un profesiograma diferente, entendido como modelo fundamental que sirve de base al grafólogo para poder diseñar un perfil laboral.

De hecho, otra ventaja de peso de la grafología es que permite identificar los rasgos grafológicos de un tipo de talento y, por extensión, identificar perfiles profesionales.

Dentro del ámbito de los RRHH, se pueden diferenciar varios tipos de talento como el directivo o de gerencia, el comercial o de negocio, el técnico, el creativo, el innovador, el social o el administrativo. Gracias a la técnica grafológica, cada uno se diferenciará no solo por el modelo de escritura sino también por las competencias específicas del tipo de puesto o del modelo de tareas que conlleva el puesto, ponderando igualmente la idiosincrasia de la empresa. De todo ello se sacan los rasgos grafológicos más reveladores para identificarlos.

Con todo ello, queda patente la relevancia de la ciencia grafológica como herramienta de Recursos Humanos en la búsqueda del talento y, si es oculto a los ojos de otras pruebas, mucho más. Al fin y al cabo, el talento es como un diamante: siempre se puede confundir con un cristal, pero el grafólogo sabrá calificarlo y revalorizarlo a su justa medida.

Fuentes bibliográficas

Cerro Jiménez, Sandra María. Temario “Grafología y Selección de RRHH”. Curso UDIMA

Últimos artículos publicados

La GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: un GRAN PASO hacia LA HUMANIZACIÓN de los RECURSOS HUMANOS

El pasado 20 de Julio se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Aquello me hizo pensar en una película que vi en 2016 sobre las figuras ocultas que se escondían detrás de tal hito histórico. Figuras que se han quedado en la oscuridad y silencio del reconocimiento a su grandísima labor para que aquel gran sueño se convirtiera en una realidad.

GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: POSTURA REAL de un candidato VS. POSTUREO LABORAL

Ya se sabe…en Recursos Humanos se pretende premiar la objetividad y la transparencia de los candidatos. Pero, a la hora de la verdad, cualquier profesional de RRHH asume lo sumamente difícil que es acertar en la elección del candidato final.

Ahora bien, la grafología empresarial permite descubrir la verdadera postura vital y actitudinal de los candidatos, y descartar así a los que expertos en fingir un determinado “postureo laboral”.