Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Autógrafo de Emmanuel Macron del mes de Febrero 2017

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Manuscrito de Emmanuel Macron, actual Presidente de la República francesa (mayo 2017), sacado de su propaganda electoral (elecciones 2017)

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Firma de Emmanuel Macron del año 2014

Emmanuel Macron es un hombre muy inteligente, dotado de un gran potencial imaginativo y creativo, además de un elevado sentido estético.

Ante todo, la fluidez e inclinación de su escritura actual, que se ha ido acentuando con los años, nos indican a una persona con capacidad de persuasión y convicción, propia de alguien que sabe encandilar con sus palabras a los que lo rodean, con un alto poder de seducción. Asimismo, está capacitado no sólo para entender a los demás – maneja bien las relaciones personales, haciendo muestra de empatía, sociabilidad, afectividad, siendo especialmente excelso para trabajar en equipo y comunicarse de forma efectiva con los demás- sino también para entenderse a sí mismo, pudiendo así controlar tanto sus emociones como sus pensamientos, y llevar una actitud asertiva, demostrando tener mucho equilibrio emocional mediante buenas dosis de autodisciplina, autocontrol e introspección.

En el área intelectual, posee un pensamiento particularmente claro, ágil y ordenado, además de una buena memoria. Del mismo modo, se observa buena capacidad de resolución en sus proyectos, demostrando ser una persona altamente resolutiva, al saber aportar respuestas rápidas con ideas sugerentes a la hora de resolver un imprevisto o solventar al instante cualquier situación.

Se observa en él un buen nivel de inteligencia emocional, que le confiere una mentalidad abierta y flexible para adaptarse a nuevas situaciones o entornos. Posee una gran capacidad para entregarse con optimismo e ilusión a nuevos proyectos o acontecimientos, y para enfrentar y superar momentos puntuales de cansancio, desmotivación o tristeza.

Existe equilibrio entre reflexión e irreflexión en su persona. Sabe matizar el impulso de su emotividad haciendo muestra de la suficiente capacidad reflexiva para no llevarse dejar por sus pulsiones del momento, con el fin de sopesar las consecuencias de sus decisiones y acciones de cara al futuro.

Con buen grado de actividad e imaginación, estamos en presencia de un hombre intuitivo pero equilibrado con la lógica ya que, si bien posee pensamientos, decisiones y acciones en los que influyen sus intuiciones o corazonadas, también tiene una racionalización lógica y pragmática de los hechos y finalmente actúa en base a un equilibrio entre ambos prismas, logrando sintetizar y agrupar elementos acorde a sus necesidades.

Seguro de sí mismo, se trata de una persona con un notable nivel de seguridad y confianza en sí misma, con un autoconcepto equilibrado y firme y con una elevada seguridad en sus propios valores y convicciones. Se manifiesta seguro de sus recursos personales que sabe aprovechar bien y con eficacia en sus tareas y proyectos, y los pone al frente del emprendimiento.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Tiene un pensamiento fundamentalmente analítico y detallista, con tendencia a profundizar en los asuntos y para el análisis pormenorizado de las situaciones, gran capacidad de observación y de concentración, incluso presenta ciertas tildes de sagacidad y perspicacia, todo ello, unido a su constancia e incluso marcada perseverancia, le permite optimizar el tiempo que dedica a sus tareas y sus proyectos, destacando además por tener una clara visión estratégica.

Hace muestra de un notable sentido práctico, poco acostumbrado a desperdiciar esfuerzos o perder el tiempo en asuntos superficiales que no le sean rentables de alguna manera. Va a lo esencial de las cosas y temas, sabiendo combinar una visión realista y, de alguna manera, materialista de su entorno y de los hechos con una visión idealista de sus principios y creencias.

Dotado de buenas dosis de imaginación, sabe dar un toque extra de calidad y estética a sus trabajos y presentaciones.

Fundamentalmente fuerte y vital, Emmanuel Macron sabe canalizar su energía de una forma tan positiva como constructiva.

Tiene muy buena resistencia al estrés, manejándose incluso muy bien en las situaciones de crisis (conjunto escritural ágil y vibrante, puntuación adelantada) y es dueño de un comportamiento ético.

Persona altamente comprometida con su trabajo, tiene iniciativa y muestra capacidad de autorrealización en su vida laboral. Podríamos hablar, en su caso, de un hombre con alto nivel de autoexigencia, pero desde un prisma optimista y constructivo de la vida.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

“No somos ingenuos. Sabemos bien que en la vida no se consigue nada por nada y que todo progreso, personal o colectivo, depende de ese esfuerzo que llamamos trabajo (…) En este mundo nuevo, cada uno debe encontrar su lugar. Y Francia tendrá el suyo si sabe liberar las iniciativas y al mismo tiempo proteger a las personas”.

Posee claros dotes para liderar y buenas dosis de carisma, sabiendo combinar un liderazgo conciliador con un liderazgo más autoritario cuando las circunstancias se presentan. Detrás de su fachada impecable y gestos comedidos, se aferra a una severa autodisciplina combinada con cierta autoridad, pudiendo tener ocasionales arranques de genio en el mandato.

Es una persona orgullosa, de fuertes convicciones, y en una constante búsqueda de autoafirmación y de reconocimiento. Además, tiene buena capacidad de planificación a medio y a largo plazo. Poco dado a la improvisación, prefiere llevar todo preparado y bien estructurado antes de tomar decisiones o emprender cualquier proyecto.

Dentro de sus motivaciones más destacadas, resaltan sus ansias de poder además de sus motivaciones intelectuales de independencia, por encima de otros intereses, como el social o el económico por ejemplo, o incluso él de contribución a su entorno. Si bien, por una parte, resulta ser una persona que disfruta trabajando en un buen clima laboral y actuando en beneficio de la sociedad, por otra parte, lo que más predomina en él no deja de ser su afán por conseguir liderar a otros mediante popularidad y prestigio, ascendiendo en la escala social y llegando a lo más alto con el fin de cosechar éxito y reconocimiento. Asimismo, predomina en él la necesidad de poder actuar con un alto grado de libertad, rehuyendo de cualquier tipo de supervisión. Sin duda, Macron tiene vocación política.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

“No te demores en el surco de los resultados”, dice una de sus frases favoritas, un aforismo de su autor de cabecera, el poeta-resistente René Char.

Dotado de buenas habilidades sociales, tiene gran facilidad de comunicación con los demás y una acusada versatilidad, las que, unidas a sus modales delicados y refinados, le convierten en una persona muy popular.

De carácter firme pero también templado y previsible, es una persona con mucho autocontrol, que sabe llevar un control sobre la fuerza de sus emociones y de sus pasiones y sobre sus acciones, sabiendo contener sus impulsos cuando es necesario. Asimismo, sabe afrontar con calma las situaciones difíciles y mantener un punto de vista objetivo de las mismas sopesando con calma los pros y contras.

Se trata de una personalidad sincera y honesta, propia de una persona confiable, que se muestra tal cual es en todos los ámbitos de su vida, tanto en el social como el familiar e íntimo, si bien en éste no solo muestra un mayor concepto de sí mismo y también mayor ambición, teniendo un autoconcepto íntimo y personal más positivo que el que socialmente muestra.

Ahora bien, su altruismo está condicionado por sus ansias de reconocimiento propio. De apariencia correcta y afable en sociedad, presenta un carácter firme y algo autoritario, con posibles arranques de genio y golpes de mando en el ejercicio de su poder.

En el área de los afectos, aunque necesita estar rodeado de gente en su día a día, es selectivo para elegir a sus amigos, prefiriendo tener pocos pero de calidad, que muchos con los que pueda mantener tan solo relaciones superficiales. Es muy pudoroso y cuidadoso de los suyos, con un marcado sentido del  compromiso y de la fidelidad en sus relaciones más íntimas.

Se advierte a una persona muy sensible, particularmente receptiva a las vibraciones del entorno y a lo que sucede a su alrededor. Tiene un prolífico mundo emocional, y está capacitado para entender qué ocurre a otras personas sin necesidad de verbalizarlo. Posee una emotividad a flor de piel que consigue tener y mantener bajo control. Asimismo, es muy espontáneo, se deja llevar por los acontecimientos de forma natural, sabe fluir, vivir y disfrutar el presente, tomarse las cosas como vienen con aceptación y adaptación. Ahora bien, su capacidad de adaptación al medio y a los cambios está condicionada por momentos de inflexibilidad latentes en sus opiniones, propios de una persona dotada de un marcado don de mando y de verdadera autoridad.

Es una persona motivadaoptimista, que se deja mover por la ilusión, orientada a objetivos, a la que la gustan los retos y con una sana ambición personal. Necesita sentir que es útil y que otras personas lo necesitan.

Estamos hablando de una persona con mucho carisma personal, orgullo propio, grandes dotes para liderar a grupos, muy versátil, consciente de sus habilidades y orientada a metas, luchadora, y capaz de enfrentarse a retos con tal de conseguir sus ambiciones y objetivos. Sin duda, un ejemplo singular de hombre moderno, ambicioso pero sensible, fuerte pero emotivo, intelectual pero cercano, autoritario pero flexible, fruto de una educación exquisita dentro del paradigma republicano francés y de una tan compleja como fascinante idiosincrasia, no exenta de polémicas.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Nota de la autora: Para realizar este estudio, me he basado en firmas y breves manuscritos de Emmanuel Macron, que tan solo permiten arrojar un análisis breve y parcial de su personalidad. (Sandra Bruno)

Últimos artículos publicados

La personalidad de ELTON JOHN al descubierto: ¿qué nos desvela la ESCRITURA de Rocket Man?

Para hablar de la personalidad de Elton John a través de su escritura como grafóloga, no puedo eludir al consagrado artista y compositor que siempre he admirado y cuyas obras han formado el hilo musical de parte de mi infancia y adolescencia. Es un placer y honor para mí aportar mi granito de arena sobre la fascinante y poco conocida faceta más personal del incomparable, único e irrepetible artista.