Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

Ya se sabe…en Recursos Humanos se pretende premiar la objetividad y la transparencia de los candidatos. Pero, a la hora de la verdad, cualquier profesional de RRHH asume lo sumamente difícil que es acertar en la elección del candidato final.

Ahora bien, la grafología empresarial permite descubrir la verdadera postura vital y actitudinal de los candidatos, y descartar así a los que expertos en fingir un determinado “postureo laboral”.

 

CON LA GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL, “ADIÓS” AL POSTUREO LABORAL, Y BIENVENIDA A LA VERDADERA PERSONALIDAD Y ACTITUD DEL CANDIDATO ANTE LA VIDA.

 

Delante del grafólogo, es imposible fingir. Digo “imposible” porque la escritura no miente. Aunque conscientemente queramos engañar al grafólogo, nuestro inconsciente acaba por delatarse en nuestra forma de escribir. Es por así decirlo “la prueba de algodón” que detecta al mentiroso de turno, al ladrón de méritos de guantes blancos, al seductor más sutil y más sibilino. Porque si de algo entiende un grafólogo es de VERDADES. La boca puede mentir, los ojos pueden tornarse seductores, pero nuestra escritura es siempre auténtica porque refleja lo que realmente somos, e incluso lo que no somos conscientes que somos.

 

¿Y TAN FÁCIL ES SABER CÓMO SOMOS EN REALIDAD?

Esta pregunta es bastante frecuente y siempre contesto lo mismo: es igual de difícil que estudiar una nueva disciplina y ponerla en práctica. Todo requiere tiempo, estudio, esfuerzos, sacrificios, mucha dedicación y mucha práctica. Y en eso mismo la grafología no se queda atrás.

 

Al igual que cualquier otra profesión con un fuerte componente de investigación, la grafología necesita tiempo, estudio, esfuerzos, sacrificios, y tanta dedicación como práctica.

 

No se trata de interpretar una firma rápidamente esbozada en una servilleta de papel como si los grafólogos fuéramos magos, o de leer el futuro como si fuéramos adivinos…..¡¡¡NADA DE ESO!!!

 

Es un trabajo MUY SERIO, DE MUCHA DEDICACIÓN Y POR TANTO DE MUCHAS HORAS DE ESTUDIO QUE NO SOLO SE COBRA (sí, lo confieso, los grafólogos no trabajamos gratis) sino que además SE BASA EN EL PRESENTE DEL AUTOR DEL MANUSCRITO, y no en su futuro.

 

Los resultados arrojados por el informe grafológico de aptitud para un puesto de trabajo a nivel de empresas son absolutamente fiables y de gran valor para cualquier empresa realmente interesada en identificar el potencial humano que la rodea y/o la conforma. Bloquear esta fuente de información es bloquearse a sí mismo como marca de valor, por dos motivos principales: primero, porque es negar darle su merecida relevancia a sus representantes más fieles: sus empleados; segundo, porque es hacer prueba de hermetismo, al ser preso de prejuicios y juicios  de valor, además de poca predisposición al cambio y a la optimización de sus propios recursos.

No sirve de nada prejuzgar una profesión si no se conoce de antemano. Si tanto predicamos abrirnos a los cambios, si tanto valoramos las soft skills, si tan alto y fuerte clamamos buscar a empleados resilientes y dotados de inteligencia emocional, si tanto pretendemos tomar el tiempo adecuado para estudiar rasgos de personalidad como la empatía, el autocontrol, la asertividad, el autoconocimiento, etc. ¿por qué entonces demostrar justo TODO LO CONTRARIO?

 

Se trata de tener COHERENCIA entre lo socialmente predicado y lo realmente demostrado, entre lo DICHO y lo HECHO. La anchura de la brecha entre ambos dará las medidas de nuestra CREDIBILIDAD como EMPRESA y, consecuentemente, como MARCA.

 

Deja que la grafología empresarial te guíe en reconocer el talento que se te presenta, en asentar el valor que tienes como marca, y en asegurarte un futuro prometedor con un potencial humano fiel y entregado a tus valores.

 

Fdo. Sandra Bruno

Grafóloga empresarial

grafologia@sandracbruno.com

 

 

Últimos artículos publicados

La GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: un GRAN PASO hacia LA HUMANIZACIÓN de los RECURSOS HUMANOS

El pasado 20 de Julio se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Aquello me hizo pensar en una película que vi en 2016 sobre las figuras ocultas que se escondían detrás de tal hito histórico. Figuras que se han quedado en la oscuridad y silencio del reconocimiento a su grandísima labor para que aquel gran sueño se convirtiera en una realidad.

¿COMPETENCIAS BLANDAS? Y si hablamos de COMPETENCIAS a secas?

Hablar de “Soft skills” o “competencias blandas” es un tema de debate muy recurrente en Recursos Humanos que genera mucho contenido y sobre lo cual la mayoría de la gente suele opinar muy bien. Como tema de conversación en sí, creo firmemente que merece la pena ser tratado y valorado por su clara relevancia a nivel corporativo. Ahora bien, como grafóloga empresarial, no puedo estar más en desacuerdo con esta denominación de “competencias blandas”.