Sandra Bruno
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Sandra Bruno

Experta en Grafología Empresarial aplicada a la selección y gestión de RRHH

Sin duda, la letra de Yves Saint Laurent está a la altura de su elegancia nata, tan majestuosa y elevada como sus ideales, alargada como su silueta y vibrante como su personalidad.

Su escritura refleja esta mezcla de sencillez y claridad que tanto destacarían en sus versiones artísticas del “Prêt-á-porter”, del que fue el ingenioso precursor, adaptándose a los vaivenes de su humor, como sus prendas a la evolución social de la mujer.

De presión cambiante como su carácter, pero amante eterno y convencido de la moda, su pluma recobra más fuerza cuando habla de vestir a las mujeres –aunque sea metafóricamente:  “La prenda más bonita que puede llevar una mujer son los brazos del hombre que quiere”- y a la hora de firmar con su nombre y apellido, que además se inclina naturalmente hacia los demás y el futuro en un inexorable acto de generosidad y entrega: sin duda, se identificaba tanto con su faceta más íntima como con su vertiente más profesional.

Amante de la vida -y de la buena, sin escatimar en medios- la dirección ascendente de su letra final nos recalca que no tenía ningún reparo en ofrecer sus servicios como modista a cualquier dama que se prestara, con un fervor y un optimismo reveladores de su pasión por el mundo de la moda.

Orgulloso como lo demuestra el sutil alargamiento de sus óvalos, poco previsor, y sumamente voluble, sus puntos se transforman en tildes volando hacia lo más profundo de su prolífica imaginación. De apariencia tímida y algo retraída, tenía en el fondo un marcado genio, propio del verdadero genio que era, con momentos de cólera y faltas de autocontrol importantes, pero compensados por una sensibilidad a flor de piel que sin duda dejaba aflorar en cada una de sus creaciones artísticas.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

La estrechez de su escritura en los albores de su vida muestra la gran timidez con que empezó a dibujar su carrera al lado del ilustre Christian Dior. Pero también la curvatura de su letra nos indica un trato más bien dulce y amable y su inclinación final ascendente recalca su entusiasmo frente al porvenir laboral que estaba a punto de labrarse. Curiosamente, las barras de sus “t” nos hablan ya de una tendencia nata a rebelarse contra el ambiente, propio de una persona difícilmente contrariable y dotada de una indiscutible autoridad. Con el paso del tiempo, la mayor extensión de la misma en el papel no solo refleja su mayor grado de adaptación al medio sino también el incremento de su confianza en sí mismo, a pesar de los constantes altibajos, tanto emocionales como profesionales, que no pararían de atormentarle hasta el final de sus días.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Los años fueron esculpiendo la dureza de su carácter, su extrema volubilidad y permeabilidad a los golpes de la vida, pero también sus indiscutibles dotes artísticos como lo demuestra esta carta firmada por él del año 1986 y esta otra del mismo año, pero más íntima, ambas dirigidas a Hector Pascual, y firmada con su nombre sin apellido y con el boceto de una modelo. Lo que nunca se vería alterada fue su pasión y entusiasmo vital por la moda, y su devoción hacia la gente que le ayudó a vivir de ella.

Ser genuino y visionario, hasta el punto de haber sido transgresor en el mundo de la moda y en la forma de promocionar sus creaciones, no dejó nunca de alimentar un culto a los excesos en todos los aspectos de su vida. Quizás por ello fuera lo que fue: un genio sin control ni mesura, a la altura de su inigualable e inquebrantable talento.

HASTA SIEMPRE SEÑOR YSL

Últimos artículos publicados

La GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: un GRAN PASO hacia LA HUMANIZACIÓN de los RECURSOS HUMANOS

El pasado 20 de Julio se celebraron los 50 años de la llegada del hombre a la Luna. Aquello me hizo pensar en una película que vi en 2016 sobre las figuras ocultas que se escondían detrás de tal hito histórico. Figuras que se han quedado en la oscuridad y silencio del reconocimiento a su grandísima labor para que aquel gran sueño se convirtiera en una realidad.

GRAFOLOGÍA EMPRESARIAL: POSTURA REAL de un candidato VS. POSTUREO LABORAL

Ya se sabe…en Recursos Humanos se pretende premiar la objetividad y la transparencia de los candidatos. Pero, a la hora de la verdad, cualquier profesional de RRHH asume lo sumamente difícil que es acertar en la elección del candidato final.

Ahora bien, la grafología empresarial permite descubrir la verdadera postura vital y actitudinal de los candidatos, y descartar así a los que expertos en fingir un determinado “postureo laboral”.